#CIUDADANOSDIGITALES Las firmas “sociales”

Carlos Cortés Firmas Sociales

El ciudadano digital es aquel individuo que ha integrado su identidad analógica con la identidad digital y entiende que puede pasar de un escenario al otro con poco esfuerzo, en pocos pasos. Es aquel individuo que se apoya en los recursos disponibles en digital para complementar y potenciar su operación como marca en el día a día y que usa las nuevas tecnologías de la información para hablar, escuchar, lograr sus objetivos. Es aquel individuo que definitivamente tiene todo lo que necesita a un click de distancia, amigos, familiares, clientes, proveedores, proyectos, documentos, herramientas, todo lo que necesita para vivir, para sobrevivir.

- Carlos Cortés -

 

Ponerse frente al empresario PYME en los años 90 e inicio de la década del 2000 para hablarle de web sites, Internet, email marketing, blogs, comunidades digitales e incluso publicidad o diseño, era toda una proeza que podía enervar a muchos y hacer claudicar a otros tantos.  Esa forma de hacer las cosas y de entenderlas, heredada o descubierta a partir de la experiencia, con que se movían por el mundo les impedía tener en cuenta y a veces hasta ver aquello que se salía de su modelo.

Por esos días, cuando el empresario local solía decir casi como una oración "Internet es una moda", "yo no necesito página web", "¿para qué email si tengo un fax?" entendí que en lugar de perder pelo por mal genio - aún tenía algo de pelo -, debía educar para vender. Y fue en ese entonces cuando dejé de escribir sobre ciertos temas de interés académico e inicié a escribir sobre temas que me permitieran llamar la atención de ese empresario, educarlo y vender aquello que estaba ofreciendo. ¿Cómo lo hice? Cada vez que hablaba, compartía con el dueño de la compañía o gerente de turno, salían a flote preguntas que se resolvían verbalmente y en caliente - un argumento importante para que la propuesta fuera tenida en cuenta -, y que luego de viajar en mi bolsillo pasaban a digital transformadas en un post de blog que, con ilustración o infografía a bordo y un lenguaje altamente masticable, se enviaban por correo electrónico con confirmación telefónica - solamente para aquellos con quienes había una oportunidad comercial -. De esta manera se fué creando un gran banco de preguntas con respuestas en forma de posts de blog con mi opinión personal y lecturas desde distintos ángulos, se fué creando incluso toda una dinámica de leer, preguntar y compartir con muchos directores de mercadeo - parte del target para el cual estaba escribiendo -, algo que finalmente activaba llamadas del tipo "llevo leyéndolo desde hace algún tiempo. Me gustó mucho su último artículo, venga a mi oficina y hablamos de negocios".

Bueno, y ¿todo esto para qué? Para conectar la importancia de tener los ojos abiertos en cada instante del proceso comercial con el fin de autogenerarnos argumentos y acciones que nos permitan crear valor a los ojos del cliente y ganar terreno cerca de su mente y corazón; para hermanar esto último con, posiblemente una de las herramientas que con mayor frecuencia todos consultamos diariamente, el correo electrónico. Este incansable mensajero trotamundos, portador de información está en el bolsillo o el bolso del mundo entero y sigue siendo aún para aquellas generaciones mas grandes, su entrada diaria a Internet - según Google Apps, mi promedio de mensajes enviados en los últimos 5 meses es de 785 (26 correos diarios) -.

Cuando usé por primera vez una firma social desde el correo electrónico empecé a ver que la audiencia de mi blog respondía, no necesariamente con comentarios directos en la bitacora sino con llamadas, mensajes a través de redes sociales, y poco a poco activando oportunidades de negocio. Esta utilidad es un complemento maravilloso para redondear el set de herramientas que facilitan el proceso de construcción de marca y la facturación.

Las firmas sociales permiten amplificar el poder de comunicación de una marca personal o corporativa a través de la conexión de otros puntos de contacto sociales directamente en el email como muestra la imagen superior.

El uso de éste recurso ayuda a redondear o fortalecer la idea que las personas se pueden hacer de alguien o de una organización. La cantidad de componentes que se pueden vincular está delimitado a la plataforma con la cual se construye la firma, componentes como canales RSS, contenidos traídos y publicados desde redes sociales, íconos con enlaces hacia sitios web, entre tantos otros.

Queda sobre la mesa una herramienta que puede sumar para aportar en el proceso de construcción de identidad analógica - digital a partir de lo que se dice, se hace, de los contenidos que se producen, de lo que realmente somos para los demás.

 

Banner Curso Online Social Media Marketing Carlos Cortés

mautic is open source marketing automation