El consumidor moderno no quiere sentir que le están vendiendo

El consumidor moderno no quiere sentir que le están vendiendo, no quiere sentirse agredido por el acercamiento del producto o servicio. Esta es una característica que las marcas deben tener siempre presente ya que ellas tienen la misión de sembrar imágenes mentales en sus audiencias y, lo más importante, el consumidor elige adoptar (dejar entrar) las imágenes mentales de las marcas.   Carlos Cortés

Deja un comentario

PROYECTOS DESARROLLADOS PARA