Seguidores, fé en una cifra, fé en nada Seguidores, fé en una cifra, fé en nada
Seguidores, fé en una cifra, fé en nada

«Síguenos en Facebook y vacunaremos a cero niños contra la polio»

 

«Hoy es más fácil que nunca apoyar una buena causa — todo lo que tienes que hacer es pulsar el botón Me gusta. Así la organización tiene un seguidor más y se promociona entre sus amigos. Pero a pesar de que caer bien es importante, los Me gusta no sirven para comprar medicamentos, agua o comida»

En varias oportunidades he hablado sobre el peso de las interacciones en las redes sociales y, sobre todo, del poder de los datos que obtenemos para la toma de decisiones. La campaña Likes don’t save lives de Forsman & Bodenfors para Unicef Suecia quiere hacer visible algo que las marcas personales y corporativas viven en el día a día y que en muchos casos con poca conciencia, y es depositar tanta fe en una métrica que en muchos casos es irrelevante como el Me gusta.

Tener 1.000, 10.000 o 1 millón de seguidores es completamente inútil cuando no se logra pasar a la acción mas que con un like, cuando éstos no interactúan con la propuesta de comunicación de la marca y sobre todo, como en el caso de la campaña de Unicef, no se logra pasar de analógico a digital.

Esa dinámica autómata y programada de hacer click a lo que por algún indicador o señal visual nos llama la atención o nos gusta, es un enemigo que debemos combatir en los Social Media y ésto puede hacerse midiendo la actividad de nuestros seguidores buscando encontrar a aquellos líderes positivos que amplifican el poder de comunicación de la marca, filtrando desde el nacimiento del problema – desde la solicitud – e incluso depurando con cierta frecuencia ese listado de inactivos.

Hace algún tiempo, a mi oficina llegó un político en campaña y en la conversación que sostuvimos me decía que él no necesitaba más que su Facebook ya que tenía miles de seguidores. Le solicité que hiciera tres ejercicios acercando propuestas de comunicación a esos miles de seguidores logrando muy pocas interacciones e incluso impresiones. Es mejor tener 100 seguidores calientes que 1.000 fríos.

Carlos Cortés CEO

Consultor nacional e internacional​, emprendedor digital y creador de las primeras redes sociales de Latinoamérica​, escritor de varios libros especializados en marketing, creatividad, publicidad y branding, docente en la Maestría de Mercadeo de la Universidad Externado de Colombia y del MBA de la UAGRM de Bolivia, investigador del Observatorio Colombiano de Social Media, varias veces jurado del Festival Iberoamericano de Creatividad y Estrategia. Director Creativo de Carlos Cortés Agencia ​con quien ha atendido clientes como HP, Presidencia de la República de Colombia, Roche, Andrés Carne de Res, Marriott, Converse, Radamel Falcao García, Fox Channels Colombia, Renault, Frisby, entre otros​.​

      Deja un comentario