Tabla de contenidos1 Antecedentes2 ¿Es Dios una imagen mental? ¿una creación mental humana?3 El link espiritual4 Dios existe, ¡claro que sí!4.1 Desde mi4.2 Desde...

Antecedentes

Durante años me hice la pregunta de este título, ¿Dios existe?, ¿qué es Dios? ¿en dónde está?, si existe ¿cómo puedo conocerlo?.

Desde kinder estudie en un colegio cristiano (Colegio De La Salle de Pereira) en donde un día a la semana teníamos misa (obligatoria) y también clases de religión. La educación que recibí a nivel espiritual fué tan humilde, tan pobre que no recuerdo que me presentaran a Dios como alguien; yo siempre, a partir del conocimiento escaso que tuve desde ese entonces hasta años después, siempre traté a Dios como algo y no como alguien. El mismo dios de las señoras que van a la iglesia todos los días a rezarle a alguien con quien no tienen una relación personal, ese Dios bombero de quien las personas nos acordamos de su existencia cuando hay deudas, cuando hay dolor, cuando hay angustia, un dios objeto, el dios de las estampitas.

Únicamente cuando nos hagamos buenas preguntas y vayamos por las respuestas hasta las últimas consecuencias, solamente en ese momento estaremos ad portas de dichas respuestas, de verdades verdaderas. (Carlos Cortés)

Y fueron esos momentos, no los de alegría, sino los de tristeza, dolor, ansiedad, angustia, los que me llevaron por el camino de las buenas preguntas.

¿Es Dios una imagen mental? ¿una creación mental humana?

La introspección tiene el poder de mostrar puertas que de otra forma no sabemos que están allí, este es un ejercicio que hice desde niño cuando en las noches dibujaba en el comedor de la casa de mis padres, lo hice también mientras jugaba tenis (suena extraño pero el deporte me llevo a hacerme preguntas e ir por las respuestas, me mostró una faceta de mi), la introspección se dió y se sigue dando cuando frente a una situación veo cómo encuentro caminos, como llego a respuestas, busco y encuentro soluciones y siempre en ese proceso me conozco un poco más.

La existencia de Dios ha sido uno de los más grandes retos intelectuales de mi vida y todos los días he tenido y seguiré teniendo retos de distintos colores y sabores pero tratar de entender si ese dios del que todos hablan, incluso los que no tienen uno, entender si Él es real o simplemente es una creación mental humana, ese si que es un reto.

Pues a partir de la introspección fuí determinando que las cosas llegaban a mi vida y también se iban, que las personas llegaban y muchas no se quedaban, que las alegrías no eran permanentes, que el dolor siempre estaba presente, y en ese proceso diario de llenarme y vaciarme encontré un espacio que siempre quedaba vacío, un hueco que no se llenaba con viajes, objetos, dinero, mujeres, placeres, ese espacio siempre estaba allí. Siendo como soy, terriblemente cerebral, intenté llenar ese espacio desde la intelectualidad pero no sucedió. ¿Qué podría ser ese algo que sentía allí dentro que me hacía falta?

Cuando inicié mi búsqueda espiritual vi cómo algo sucedía en ese espacio, estudié el Corán, la Biblia, el Bhagavad Gita, entre muchos otros libros guía para distintos caminos espirituales. La introspección permanente me permitió entender que algo estaba pasando y lo he podido confirmar con el paso de los años: venimos de fábrica con un link espiritual.

El link espiritual

No es un concepto, es una realidad y entenderla toma tiempo porque no es solamente un ejercicio intelectual, requiere de introspección y de tener una buena orientación.

Claro que venimos de fábrica con la marca del fabricante, claro que venimos de fábrica con conexión directa con el fabricante. Tal como un vehiculo Testa recibe actualizaciones del fabricante, mejoras, nosotros también tenemos ese link y por éste recibimos las actualizaciones. Más adelante, en otra publicación estaré profundizando en el tema.

Dios existe, ¡claro que sí!

Yo he caminado varios caminos a nivel espiritual de forma consciente, el primero fué buscar y encontrar a un dios bueno y caminar con él; el segundo fué buscar y encontrar a un dios malvado e intentar caminar con él; el tercero fué creer que yo puedo ser dios y vivir creyendo que Dios no existe. Es probable que la persona que lee actualmente esté en uno de estos caminos y si me lo permite le daré un pequeño consejo, debe vivir la experiencia inteligentemente, haciéndose las preguntas correctas, debe vivir la experiencia lo más despierto posible para que la vida no le pase por encima.

La justificación de la existencia de Dios yo pude encontrarla en varios lugares:

Desde mi

Desde lo bueno y lo malo

Desde la ciencia

Desde los libros sagrados

Carlos Cortés CEO

Consultor nacional e internacional​, emprendedor digital y creador de las primeras redes sociales de Latinoamérica​, escritor de varios libros especializados en marketing, creatividad, publicidad y branding, docente en la Maestría de Mercadeo de la Universidad Externado de Colombia y del MBA de la UAGRM de Bolivia, investigador del Observatorio Colombiano de Social Media, varias veces jurado del Festival Iberoamericano de Creatividad y Estrategia. Director Creativo de Carlos Cortés Agencia ​con quien ha atendido clientes como HP, Presidencia de la República de Colombia, Roche, Andrés Carne de Res, Marriott, Converse, Radamel Falcao García, Fox Channels Colombia, Renault, Frisby, entre otros​.​

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Deja un comentario