El fraude en los concursos por likes en Facebook El fraude en los concursos por likes en Facebook
También debes leer El fraude en los concursos por likes en Facebook

Facebook es un marketplace de conversaciones – su ADN, el cual está enlazado con la convergencia – y que como tal, potencia la capacidad del individuo de liderar iniciativas a partir de una propuesta de comunicación apoyada en el contacto estrecho y permanente con personas o grupos. En una red social como Facebook donde las marcas tienen tantos puntos de contacto con su audiencia  – al igual que en el escenario analógico – (perfiles, páginas, grupos, inbox,  chat, mensajes de audio, apps, notes, contenido multimedia, entre muchos otros) y donde se producen situaciones que requieren atención, el no  hacerlo podría convertirse en un verdadero peligro; los concursos basados en likes (me gusta) generan algunas de éstas circunstancias.

¿Qué son los concursos basados en likes?

Un concurso basado en likes es una prueba en la cual los participantes buscan hacerse a un premio a partir de obtener likes para su propuesta. Dependiendo de lo que esté buscando quien organiza el concurso, los likes se pueden obtener para una imagen, un video, un texto o cualquier otro contenido multimedia ya sea publicado por el organizador o por el participante.

¿Por qué hacer concursos?

El por qué está ligado a la definición de un objetivo y éste puede tener cualquier color o sabor por lo que doy algunas ideas:

  • Conseguir seguidores. Casi todos buscan este objetivo porque genera una métrica fácil de entender – pero mal entendida -. Siempre es bueno recordar que es mejor tener 100 seguidores activos que 1.000 que no sirvan para nada.
  • Generar tráfico. Desde el concurso en Facebook se puede generar visitas al sitio web o blog que sirve como base central en Internet de quien ordena la actividad. Leer Que llueva, que llueva en la web social.
  • Obtener data. Buscando que los datos se recojan bajo el permiso y no bajo interrupción y su uso sea aprobado por quienes se registran, los concursos permiten armar bases de datos y fortalecer la información de las ya existentes.
  • Branding. A partir de la construcción de una experiencia adecuada se apoya el proceso de ubicación de una imagen en la mente del participante.
  • Vender. Las actividades promocionales puedes ser activadoras de la compra o la recompra. Leer Ciclo de venta Social Media.

¿Cómo funciona?

  • Opción 1. El participante sube el contenido a Facebook vía app (aplicación) o directamente e invita a sus seguidores a dar like.
  • Opción 2. El organizador del concurso recibe u obtiene el material y sube el contenido a Facebook vía app (aplicación) o directamente. El participante invita a sus seguidores a dar like.

¿Cuáles son las prácticas comunes para hacer fraude?

El fraude se da a partir de la violación de las políticas o condiciones del concurso por lo que se deduce que los concursos deberán estar regidos por una serie de disposiciones públicas y visibles que le permita al participante entender el juego de roles y el bien hacer en la dinámica. Normalmente hay un documento que el individuo debe aceptar para poder participar donde se informa las políticas – incluyendo la descalificación -.

Compra e intercambio de votos.

Ya es normal encontrar anuncios tanto dentro como fuera de la red social informando la posibilidad de intercambiar votos u ofreciendo paquetes de votos por una tarifa específica.

Creación de perfiles falsos.

El participante crea varios – en algunos casos, muchos – perfiles dentro de la red social lo más creíbles posible para apoyar no con un solo voto sino con muchos su participación, rápido y desde el mismo lugar, sin hacer mucho lobby y sin invertir dinero en efectivo

 

¿Cómo se detecta?

Compra e intercambio de votos. Las personas que se dedican a esto comunican su actividad de forma directa, ya sea a través del perfil verdadero o falso o a través de grupos y páginas especializadas en tal actividad.

Verificando votos por IP. La IP address es la “cédula de ciudadanía” de un computador en una red, cada equipo tiene la suya propia y es distinta a la de los demás. Los votos de quienes votan desde muchos perfiles, normalmente quedan registrados desde la misma IP address porque lo están haciendo desde el mismo computador, por lo que usando una aplicación de concursos que permita detectar las direcciones IP de los participantes, se puede reducir el riesgo de fraude. Una práctica común que hemos visto en las investigaciones y que puede corroborarse con la imagen adjunta es la eliminación de los perfiles fraudulentos cuando se ha votado o cuando se anuncia en medio del concurso la detección de fraude, pero ésto no sirve porque la IP del participante queda asociada a la de otros perfiles eliminados.

Reconociendo los perfiles falsos. Las personas que buscan hacer fraude bajo esta modalidad crean perfiles con nombres, fotografías, seguidores e información fraudulenta. Algunos de ellos llegan a ser tan bien elaborados que costaría mucho trabajo determinar que son producidos para ese fin. Hay señales que indican su falsedad, como por ejemplo el hecho de haber sido creado el perfil en Facebook en una fecha cercana al inicio del concurso o votos que llegan desde perfiles de países lejanos con idiomas distintos.

Perfiles con información repetida. Algunas de las personas que realizan las prácticas fraudulentas en los concursos en Facebook no cuidan los detalles y duplican información entre un perfil falso y otro, una forma fácil de detectar e invalidar perfiles.

Los intereses de los participantes. Dándose una vuelta rápida por el perfil de los participantes es posible detectar su intención de realizar fraude ubicando grupos o páginas en las cuales tiene actividad, como puede verse en la imagen adjunta.

Monitoreando las páginas de compra y venta de votos. Estos sitios en Internet son “mercados” donde se hace el intercambio de dinero por apoyo o de apoyo por apoyo.

Existen páginas que publican los concursos que están vigentes por regiones o países y éstas son la fuente de información principal de los cazadores de concursos. Una de éstas es la que se relaciona en la imagen adjunta.

En conclusión, en el momento de pensar en hacer un concurso lo más seguro posible recomiendo lo siguiente:

  1. Definir un objetivo claro.
  2. Tener políticas y condiciones visibles, públicas y que cubran la mayor cantidad de escenarios posibles porque pese a que todo esté bien hecho siempre aparecerá un contradictor buscando hacer daño y el creador del concurso debe tener la sartén por el mango.
  3. Usar o diseñar una aplicación segura que ofrezca herramientas suficientes para la detección de fraude, nunca dejando el grueso de esta actividad a una persona que lo realice manualmente.
  4. Crear un ecosistema de recursos a monitorear para detectar a los fraudulentos y así tenerlos cerca cuando entren a los concursos que se generen.

Carlos Cortés CEO

Consultor nacional e internacional​, emprendedor digital y creador de las primeras redes sociales de Latinoamérica​, escritor de varios libros especializados en marketing, creatividad, publicidad y branding, docente en la Maestría de Mercadeo de la Universidad Externado de Colombia y del MBA de la UAGRM de Bolivia, investigador del Observatorio Colombiano de Social Media, varias veces jurado del Festival Iberoamericano de Creatividad y Estrategia. Director Creativo de Carlos Cortés Agencia ​con quien ha atendido clientes como HP, Presidencia de la República de Colombia, Roche, Andrés Carne de Res, Marriott, Converse, Radamel Falcao García, Fox Channels Colombia, Renault, Frisby, entre otros​.​

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Deja un comentario