Una mujer, una amiga, un bastón Una mujer, una amiga, un bastón
Con el paso de los años y al ver a mi madre mayor me cuestiono mucho sobre la cercanía de una mujer en la... Una mujer, una amiga, un bastón

Con el paso de los años y al ver a mi madre mayor me cuestiono mucho sobre la cercanía de una mujer en la vida y entiendo para mi que el estado ideal es en pareja, no junto a una mujer, sino haciendo equipo con una mujer. Yo en los parques de los pueblos y ciudades en Latinoamérica he visto esta misma escena repetidas veces: dos viejitos muy viejitos, la mujer sentada al lado del hombre por horas en un parque, sin hablarse, sin vocalizar, el viejito suspira de cierta forma (porque hay muchas formas de suspirar, yo he entendido que un empleado necesita dinero por su forma de suspirar) y la viejita se para, se va y regresa con un pintadito y una rosca de panadería, el viejito agradece y la viejita se vuelve a sentar a su lado para permanecer allí por horas. Ellos no necesitan hablarse como loros para saber que el uno es importante para el otro, porque la compañía y respaldo es el pegante que los mantiene juntos, los hace sentir seguros.

 

El conocimiento de otra persona a ese nivel es un logro de la constancia, la amistad y muy seguramente, el amor. Hoy llamamos amigos a los conocidos, amor a la calentura, hoy queremos y creemos en un trabajo donde no se trabaja o donde no hay esfuerzo más allá del que permite la flojera, hoy incluso dejamos entrar a nuestras vidas y nuestras casas a casi cualquier persona, salida de cualquier lugar, incluyendo una aplicación móvil, a la que elegimos como se hace con una camiseta en una tienda, me gusta, no me gusta, me gusta, no me gusta.

 

El mundo en que vivimos y que construimos es maravilloso pero acostumbrarse al vértigo y permitir la disolución de los límites nos cobra factura y una de ellas, y lo saben muy bien en las grandes urbes del planeta, es la soledad.

 

La inmortalidad de las personas (no de las marcas) es un lindo argumento dentro de una historieta pero fuera de Marvel, DC Comics o un libro sagrado, es simplemente un chiste de mal gusto o una esperanza sin fundamento sólido. Es por eso que siempre pregunto a las personas que entreno si tienen un contrato que les garantice que mañana se van a levantar por la mañana porque si no lo tienen o tenemos, pues debemos hacer todo lo que esté en nuestras manos para vivir cada minuto intensamente, salir a la vida a buscar el perro soñado, el trabajo anhelado, el lugar donde nos quieren querer pero sobretodo, ponernos en los escenarios correctos para encontrar a las personas que realmente nos quieren querer, más allá de la familia.

 

¿Todo esto para qué?, pues para decir que una mujer abre y cierra los ojos y recuerda cuando tenia 15 años pero hoy tiene 30, el tiempo pasa sin importar que así lo queramos o no y siempre va a ser mejor estar acompañados que solos, sobre todo en ese período cuando necesitemos un bastón, un apoyo para, simplemente caminar.

 

Carlos Cortés

Carlos Cortés CEO

Consultor nacional e internacional​, emprendedor digital y creador de las primeras redes sociales de Latinoamérica​, escritor de varios libros especializados en marketing, creatividad, publicidad y branding, docente en la Maestría de Mercadeo de la Universidad Externado de Colombia y del MBA de la UAGRM de Bolivia, investigador del Observatorio Colombiano de Social Media, varias veces jurado del Festival Iberoamericano de Creatividad y Estrategia. Director Creativo de Carlos Cortés Agencia ​con quien ha atendido clientes como HP, Presidencia de la República de Colombia, Roche, Andrés Carne de Res, Marriott, Converse, Radamel Falcao García, Fox Channels Colombia, Renault, Frisby, entre otros​.​

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *