Posesión

Cada noche ruge entre tus piernas,
saliva, gotea, se saborea,
desde adentro te aprieta, te calienta, te hace sudar.

Cada noche sin falta haces del dolor, vapor,
desgarrada y con el alma clavada
gimes, ya no puedes más.

Descansa mujer hermosa
y úsame como sebo,
arrástrame al abismo en el filo de tu carne,
que sus garras rompan mi piel,
duerme hoy, sueña sin miedo.

 

Carlos Cortés

Deja un comentario

PROYECTOS DESARROLLADOS PARA