“Eduquemos” a nuestro cliente

El cliente de agencia con mucha frecuencia esgrime un argumento que pone en jaque a los equipos creativos que es el famoso “me gusta o no me gusta”, allí, en ese argumento, suele haber mucho de gusto personal y poco criterio profesional. ¿Cómo salirse fácilmente de esas conversaciones donde se debaten gustos personales sin argumentos sólidos y donde se termina cediendo sin quererlo o imponiendo un criterio por parte de una de las partes? Usando la matriz de ADN de marca, es la mejor solución posible. La matriz de ADN de marca es un modelo metodológico creado por Carlos Cortés a través del cual se pueden filtrar desde valores de marca los tácticos y acciones de comunicación y mercadeo, protocolos y estándares, el modus operandi de una marca escenario por escenario para entender si son o no representativos de una marca. El cliente normalmente dice ‘me gusta’ o ‘no me gusta’, ‘es lindo’ o ‘no es lindo’ pero ese es el camino de la discusión sin sentido. El procedimiento correcto es: 1. Comunica valores de marca. Esto es, ‘me representa’, por lo que construye las imágenes mentales correctas en la audiencia. 2. Funciona. Cumple la misión para la que fué creado. 3. Es lindo. Estéticamente es correcto, alineado con las directrices de marca. Siguiendo estos pasos y enseñando al cliente que es el modelo correcto para las evaluaciones, las conversaciones se darán con un sentido completamente práctico donde ambos empujan para el mismo lugar.

2 comentarios en «“Eduquemos” a nuestro cliente»

Deja un comentario

PROYECTOS DESARROLLADOS PARA