El monstruo bajo la cama

Facebook es un chiste, un peligroso chiste en el que todos estamos ‘sumergidos’ y al que nadie debería enfrentarse sin tener una estrategia y, por lo menos entender sus súper poderes y kryptonita como marcas personales o corporativas.

 

Mientras Facebook, a partir de la información que nosotros le hemos entregado y los permisos que le hemos otorgado, nos ‘persiga’ incluso fuera de la red social para ofrecernos productos y servicios, mientras Facebook use esa información para alinear a las personas con su modus operandi, mientras las métricas que ofrece a sus clientes sigan siendo infladas, mientras solamente piense en los individuos y sus necesidades cuando tiene una crisis de reputación, no es posible creer en buenas intenciones. Hemos convertido a las redes sociales en males necesarios por lo que hay que prepararse, hay que blindarse

 

Carlos Cortés

Deja un comentario

PROYECTOS DESARROLLADOS PARA